lunes, mayo 07, 2007

El PIB desatado

John Kenneth Galbraith
Professor Emeritus of Economics
Harvard University

Como homenaje a J.K. Galbraith, un gran economista de altísima sensibilidad social y quien hace poco acaba de morir, recordemos algunas de sus afirmaciones:

"Durante demasiado tiempo hemos sacrificado la excelencia personal y los valores de la comunidad por la simple acumulación de cosas materiales. Nuestro producto interior bruto supera los 800.000 millones de dólares, pero, si juzgamos a nuestro país por eso, el PIB incluye la contaminación, la publicidad de tabaco y las ambulancias que se ocupan de las masacres en las autopistas.

Incluye la destrucción de nuestros bosques y la pérdida de nuestros paisajes por un desarrollo urbanístico caótico. Incluye la producción de napalm, de las cabezas nucleares y de los blindados de la policía que combaten los disturbios ciudadanos. Incluye los rifles de Whitman y los cuchillos de Speck (dos asesinos en serie de la época) y los programas de televisión que glorifican la violencia para vender juguetes a nuestros niños.

Pero el PIB no incluye la salud de nuestros niños, la calidad de su educación o la alegría de sus juegos; no incluye la belleza de nuestra poesía o la fuerza de nuestros matrimonios, la inteligencia de nuestro debate ciudadano o la integridad de nuestros servidores públicos. No mide nuestro ingenio ni nuestro valor, ni nuestra sabiduría ni lo que aprendemos, ni nuestra compasión ni la devoción por nuestro país.

En resumen, mide todo menos lo que hace que la vida valga la pena".
Tomado de: Revista Empresa Ciudadana, No. 10. Mayo 2006.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

UH AH!

Eugenio Martínez dijo...

No se puede negar la actualidad de la frase. Si no em traiciona mi memoria creo que es una linea discursiva similar a la B. Klisber. En ambos casos creo que es lamentable que su concepto de distribución de la riqueza de los países termine siendo -en lineas generales, con el permiso de los suizos, noruegos y filandeses- una utopía para el mundo...